Blog

Pisos de madera una buena inversión en las crisis

Los pisos de madera no sólo son la mejor opción en cuanto a comodidad, durabilidad, calidad, higiene, belleza y exclusividad (ningún piso es igual a otro), además son una gran inversión que le da plusvalía a su hogar y a su dinero.

Además de algunos mármoles cuya durabilidad esté garantizada, los pisos de madera demuestran la mejor relación costo beneficio que cualquier otro producto ya sea alfombra o piso laminado.

La razón principal estriba en que con el paso de los años la madera puede renovarse, recuperando su aspecto original, mientras que otro tipo de pisos procesados industrialmente envejecen irremediablemente, sin posibilidad de recuperación.

Cuando un piso de madera, ya sea sólido o de ingeniería, es preacabado en fábrica se le añade un barniz especial con una de base de poliuretano con óxido de aluminio que los hace resistentes a la abrasión y ofrece protección al desgaste provocado por los pisadas con zapatos de la calle que convierten el polvo en pequeños abrasivos que tallan la superficie al momento de la pisada.

Esta protección permite una durabilidad de los pisos que puede variar, dependiendo del mantenimiento de 25 a 30 años sin ningún tipo de mantenimiento adicional.

Llegado el momento una restauración del piso es posible a través de la remoción del barniz original y la aplicación de nuevas capas de barniz que en este caso si deberán hacerse en el sitio donde están colocados.

La historia ha demostrado que hay pisos que han superado su vida más allá de los 100 años y en algunos casos son reutilizados como madera recuperada ofreciendo un nuevo ciclo de existencia que ningún tipo de piso hecho artificialmente puede imitar.

Esta longevidad de los pisos de madera permite una amortización del precio pagado por su instalación, lo que lo convierte en una inversión patrimonial; adicionalmente un piso de madera la da mayor plusvalía a su propiedad. Pocas inversiones personales tienen esta característica en donde el valor mejore con el precio. Los electrodomésticos, los pisos artificiales e incluso algunos muebles bajan su valor en cuanto son utilizados por primera vez.

Por supuesto también hay grados de plusvalía en las maderas. Las maderas comunes de menor valor tienen menor valor especialmente si no son tan duras como las maderas exóticas y que son más raras. Especies de madera como el tzalam, el machiche, el chechén o el cumarú son más durables y duros que los encions o robles.

La duración de un piso de madera de pende de muchos factores que tienen que ver más con el estilo de vida del usuario del piso y otros relacionados con el clima y el estado de la construcción en relación con la filtración de humedad

Las medidas que puede tomar para aumentar el tiempo de vida de sus pisos las siguientes:

  • Acostumbre a su familia usar pantuflas o a quitarse los zapatos de calle al entrar al hogar
  • Proteja las patas de las sillas con regatones especiales que eviten rayones al momento de arrastrarse. Haga lo mismo con otros muebles que se muevan de manera periódica.
  • La limpieza es un factor fundamental para la durabilidad de los pisos, jamás debe usarse exceso de agua que sólo reducirá dramáticamente la vida de sus pisos
  • SI tiene animales domésticos evite que los ensucien o los rayen. Si no son animales que respeten su espacio es mejor tenerlos alejados de sus pisos.
  • Si derrama algún líquido debe limpiarse lo más pronto posible
  • Revise periódicamente sus pisos, que no haya rastros de humedad, cambios de color o distorsiones en la superficie. Si nota algún cambio repárelo de inmediato.

La imagen pertenece a Decorative Concrete Kingdom